11/23/2009

un día aceptas que te carguen la maleta, para cuando te das cuenta ya tienen cinco hijos

Recientemente, mi madre acompañó a mi abuela a Salinas, el pueblo donde nacieron las dos.

Como Mamá no estaba segura de la dirección, preguntó a un hombre que descansaba en la banqueta. "Estoy buscando a mi tío Benjamín, ¿vive en esta calle?" El hombre respondió: "entonces somos primos hermanos y sí, vive en esta calle". Luego, para no incomodar a los parientes, Mamá y la Abuela fueron un hotel a pasar la noche. La administradora también resultó pariente y les dejó el cuarto más grande con descuento.

En algún momento del día la Abuela señaló una esquina y dijo: "Ahí conocí a tu papá. Yo había salido del internado y venía llegando al pueblo, con una maleta grande. Él estaba recargado en la pared, con una pata trepada (al citarla, mi madre reproduce el gesto: una versión rural zacatecana de James Dean) y me preguntó si podía ayudarme. Ojalá no le hubiera contestado".

6 comentarios:

Niña Monstruo dijo...

jajaja aw u_u

Celestina Terciopelo dijo...

Pues a mí me parece semánticamente encantador compartir hijos con el hombre que cargó la maleta. Claro que, si me trasladara al plano de la realidad, opinaría lo mismo que tu abuela.

Berenisse dijo...

¿Los años habrán sido lentos o rápidos para tu abuela?

Nicolás Díaz dijo...

Él murió hace casi 20 años. Siempre olía a cigarros Raleigh y tequila Cuervo.

Ella pasa la mayor parte del día durmiendo, intermitentemente. Supongo que se le está yendo rápido.

rocamadour dijo...

Quisiera ver la versión rural zacatena al estilo James Dean

Nicolás Díaz dijo...

Manos en los bolsillos y la suela de uno de los zapatos apoyada en la pared, como chico malo. Pero con un hombre bajito y bigotón en lugar de Dean. Aunque la verdad desconozco si el Abuelo ya usaba bigote entonces.