7/21/2010

readability

Lo que hace Readability por la lectura en una pantalla es lo que hubiéramos querido hacer por la lectura en cualquier soporte. Y lo que quisiera hacerle al mundo fuera de la pantalla.

Tienes un texto con el tamaño, el diseño y la publicidad que permitió su autor. Haces click en el botón de Readability en la barra de herramientas del navegador y se convierte en una página blanca con letras de buen tamaño. Lo uso en Chrome, donde está disponible como extensión (Readability Redux es hasta hoy la que tiene más opciones) pero puede descargarse y añadirse a otros navegadores.

Pueden verlo como una herramienta a favor de la atención y la lectura detenida, ahora que el libro The Shallows ha reavivado el tema. Para mí es como el arma voladora que usa Kick-Ass al final de la película contra un antiguo enemigo: el diseño y la publicidad que yo no pedí en un texto que sí quiero leer.

Lo había sufrido en las revistas impresas desde que compré mi primer revista. El diseño que fastidia la lectura del mejor texto, el diseño que presenta lindo cualquier bodrio o simple mentira. Ahora quisiera el botón de Readability flotando frente a mi, para oprimirlo frente a cualquier cartel, anuncio panorámico o fachada. Frente a ciudades enteras.

3 comentarios:

Berenisse dijo...

Mmmm... ya lo checaré. Sería genial no tener que ver publicidad odiosa, ¡oh sí!

Nicolás Díaz dijo...

Es muy cómodo. Sirve para entradas de texto independientes, no transforma sitios enteros.

Sr Oportuno dijo...

Qué chula herramienta. Ya la probé con Linux y jala genial.