5/19/2010

permanencia voluntaria

El Sr. Sagaz no sintió ni expresó interés por la reciente película de Alicia en el País de las Maravillas, pero algo en él quería verla, pues soñó que lo hacía. Soñó que iba a verla y soñó la película. Esto ocurrió la noche del lunes. El cine estaba en un llano polvoso, cerca de unas construcciones de lámina. En la película había una muchacha, aceptablemente parecida a la de la película real, rodeada de criaturas capaces de cambiar de forma. En un momento el durmiente recordó que el director era Burton, así que apareció en pantalla el Pingüino de Danny DeVito haciéndola del Sombrerero, acompañado de César Romero disfrazado del Guasón. Más adelante el Sagaz (que no es tal) pensó que quizá se había equivocado de película, pues había leído a los críticos quejarse de una escena donde Alicia parecía Juana de Arco y aquí no se había visto nada así. Para que no dudara, los personajes ejecutaron una escena como salida de Juana de Arco. Después vino un viento fuerte y se llevó el cine. Láminas afiladas volaban, el Sagaz las esquivaba. Una alcanzó a rasparle un brazo, pero no hubo mayor peligro. Detrás de una roca grande descubrió a Érika Buenfil, que intentaba salvar a una niña de las láminas voladoras. Al ver a la Buenfil el Sagaz se convenció de que soñaba. Y despertó.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Erika Buenfil de heroína. De lujo.

sr. magnánimo dijo...

¿Danny Devito y César Romero? ¿Érika Buenfil y Tim Burton? ¿qué traías encima?

Zu Nny dijo...

^^ yo nunca la ví, creo que ni comezón me dió, pero me quedo con su versión, ¡esos mashups! ¿qué habría tomado o estado leyendo antes de dormir?

Nicolás Díaz dijo...

Me estoy durmiendo con música sonando al azar, se me hace que va por ahí la cosa.