7/12/2007

noticias de duermevela

1. El domingo el Sr. Sagaz visitó a sus padres. Luego de un año en que no había crecido ni respondido a la quimioterapia, el tumor que el Sagaz padre aloja en su panza ha despertado y se le ve toda la intención de conquistar más territorio. Ahora el Sagaz padre debe decidir si acepta una quimio más fuerte o lo deja ser. "Si la quimio aumenta me va a dar mucha lata, tendré que dejar de hacer muchas cosas. Todavía no decido". El hombre acaba de jubilarse y se la había pasado tocando la guitarra, escribiendo un intento de novela y siguiendo el hasta ese momento arrollador avance de la Selección en la Copa América. "Si te deprimes te ataca peor", explicó.

2. Las noticias de duermevela son una experiencia única, no tienen nada que ver con mirar un noticiero en condiciones normales. Llamaremos así, noticias de duermevela, a la primera noticia que aparece en la pantalla cuando uno utiliza la TV como despertador. Éstas suelen encontrar a su amodorrado espectador en un estado de receptividad especial, donde todas las notas tienen algo de fabuloso.

Esta mañana el Sr. Sagaz despertó con Loret de Mola entrevistando al autor de un libro titulado Amor y desamor, publicado por Taurus. Al parecer el autor es médico, y al entrevistador se le veían ganas de convertir la entrevista en una consulta personalizada, pues incidió una y otra vez en el tema de los celos. Todo lo que pudo sacarle al médico fue una referencia a Medea y otra sobre el Código de Amor en la Provenza de los trovadores, para terminar rechazando que los celos sean naturales a la química del amor. Son más una cuestión cultural, concluyó. ¿Y el desamor?, le preguntaron. "Ése tiene consecuencias fisiológicas -explicó el médico- por ejemplo, está comprobado que el cáncer avanza más rápido en un paciente deprimido".

2 comentarios:

Srta. Leal dijo...

Sabias palabras de don Sagaz.

sr oportuno dijo...

Mi amado hurón tuvo su encuentro personal con un fantasma precisamente durante una sesión de noticias de duermevela. Era algo sobre el conflicto en la UNAM, y de pronto se aparece de la nada aquel sujeto del que nos ha platicado. Pregúntale y verás. La receptividad en esas condiciones definitivamente sí es diferente a la que se experimenta durante el resto del día.