4/09/2007

el palacio de cheval


Ferdinand Cheval (1836-1924) trabajaba como cartero en Châteauneuf-de-Galaure, en el departamento francés de Drôme. Repartía cartas durante el día, recogía piedras mientras repartía cartas y por las noches, a la luz de una lámpara de petróleo, construía un palacio con esas piedras.

La construcción de su Palacio Ideal, cuya estética mezcla diversos tipos de arquitectura con iconografía religiosa de Oriente y Occidente, comenzó en abril de 1879 y terminó en 1912. La idea le vino tras tropezar con varias piedras que, así, en su estado natural y sin tallado alguno, le parecieron bellas. "Si la naturaleza por sí sola hacía esculturas, nada me impedía ser arquitecto, valiéndome de esas mismas esculturas", se justificó. El cartero pretendía, al morir, ser enterrado en su palacio, cosa que la ley no permitió, por lo que decidió construirse además un mausoleo en el cementerio de Hauterives.

Ferdinand era considerado el idiota de su pueblo. Tras los elogios que recibió de los surrealistas se convirtió en el más célebre idiota de su pueblo. Actualmente tanto el Palacio Ideal como el mausoleo están registrados como monumentos históricos.

Sitio oficial del Palais du Facteur Cheval
Video en YouTube

2 comentarios:

Srta. Leal dijo...

Idiota idiota pero famoso; la gente es envidiosa =P.

arturo dijo...

No manches; el video se acaba justo cuando el wey sube. Yo quería ver más por dentro :(