3/31/2007

¿dónde está el país de lo pinche?

1. Por allá de 1983 los hermanos Cano y la Torrojas* tuvieron dos malas ideas, la de grabar un disco abyecto y ponerle un título aún más abyecto: ¿Dónde está el país de las hadas? La vulgaridad del disco se debe, exclusivamente, a que sus canciones están bastante pinches. La de su título deriva de preguntar presuntuosamente por algo equivalente a "¿cuándo es mañana?" o "¿a qué horas son las cinco?" El País de las Hadas, como es sabido, no está en ningún lado, sólo es, y en ocasiones es junto a un lugar determinado de la geografía humana, pero eso no significa que esté ahí.

2. Como afrenta de los hijos de Adán a la comunidad féerica, ese título sólo tiene comparación con un apócrifo golpe de estado anunciado a finales de los noventa. En aquella ocasión la Faerie y el Sr. Sagaz perdían el tiempo recortando fotos de modelos del periódico, cuando dieron con una nota que decía de las de acá: "Nombran al nuevo gerente de Las Hadas". A la Faerie se le fue la quijada al suelo y desparramó todo su polvo brillante (de por sí difícil de sacudir) por los suelos. "¿Qué quién putas qué?" alcanzó a gritar antes de enterarse que Las Hadas era el nombre de un hotel plagado de vanos lujos humanos.

3. Visto desde la perspectiva mortal, podría decirse que el País de las Hadas se desplaza (cfr. A Midsummer's Night Dream) por el globo, pero no puede decirse que el punto donde toca la tierra de los hombres sea estable, predecible o mesurable. Puede incluso tocar al mundo mortal en dos o más puntos al mismo tiempo, sin dejar de ser un solo País. A quién y por qué se le permite acceder a él no está muy claro. Más bien, es El Pais de las Hadas el que arrolla al transeunte descuidado y se lo chupa, como una gran vacuola dando tumbos y absorbiendo todo a su paso. Visualmente, tiene el aspecto de un crepúsculo que abandona el horizonte y se aproxima a buena velocidad hacia el observador, hasta que de pronto éste comienza a ver todo en tonos dorados y cálidos (cfr. Dunsany, The King of Elfland's Daughter).

4. Luego de años conviviendo con la Faerie Queene, el Sr. Sagaz estaba convencido de que no había más tierras con esas características. Hasta hoy. Venía el tipo a bordo de un taxi por las puerquérrimas avenidas de Ciudad Conocimiento, cuando de pronto la luz cambió de tono y la ya vulgar Cd. C. se torno meta-vulgar, giga-guarra, hastalamadrenomechingues-soez, como si fuera una versión reloaded de sí misma. El conductor escuchaba La Mejor FM (la estación grupera que se llamaba Best FM cuando transmitía pop gringo). "Pero me pones una de la Tropa F" decía una radioescucha que se comunicó a cabina, con una voz híbrido de niña bien de telenovela de Azcárraga padre, edecán de Mira Qué Bonito y adolescente cruda recién enviada a casa por el personal de La Fe Music Hall. "Claro que sí, preciosa -dijo el locutor- pero antes dime ¿cómo está La Mejor FM?", a lo que la chicuela respondió "¡Bien paraaada!"

Luego, mientras se empacaba sus donitas con café de la mañana, el Sagaz (que no es tal) pudo ver el encabezado de los periódicos: cantante de hip-hop asesina a uno y hiere a otro. No, no era una nota sobre gangstas de la West Coast tundiendo a los del Este, había ocurrido la noche anterior en Ciudad Conocimiento, o por lo menos en esta versión recargada de la ciudad. Cuando nuestro amigo se encerró en la biblioteca para olvidarlo todo descubrió en la red la cereza que corona este batidillo: hoy se juega el clásico futbolero, wich means que sus dominios del centro se verán asediados por tropas de Adictos o LibresLokos, alebrestados por el mal ejemplo espartano que hay ahora en los cines y frustrados por el resultado de un partido mediocre.

5. Cualquiera que haya sido el modo en que el taxista me embutió en esta versión plus pinche de Ciudad Conocimiento tengo que encontrar la salida en las siguientes horas. No se puede sobrellevar un día así, demasiada peste.

6. Oh, sí. Hoy comienzan las vacaciones de Semana Santa. O sea que mañana toda esta gente estará dando su espectáculo de bestialidad gratuita en las carreteras y nos dejan la ciudad para nosotros solos. Um. Sólo hay que aguantar un día. ¿Qué quieren hacer estas noches, Pinkies?

*Eso de convertir los apellidos al plural es invención del Sr. Sensato: esa simple "s" al final hace que todo, como por arte de magia, suenen cochinote. Repitan después de mí: Bob Esponjas, Dragon Balls, etc.

2 comentarios:

Héctor dijo...

Zaz! Casi se me caen los calzones al ver que diste de alta un flog...

Suena prometedora la oferta nocturna, me le voy a escapar a la P.

A ultimas fechas he andado fuera de la realidad de Ciudad Conocimiento, con decirte que me perdi de los encabezados de los ultimos dias -esos sicarios si que no tiene llenadera-.
Lo del muerto en Santa C fue culpa del Babo de Cartel de Santa, se queria tronar a su exchofer, lo más charro es que ayer fue noche de hardcore scene en el Stomper, y uno de los parroquianos vive en la calle donde dejaron muertito.

La tropa F... Juan Sabor!!! Hay cabron creo que me esta haciendo daño el estertor de la cruda.

Puni dijo...

Jo! Si yo una vez vi en el periódico Metro en sección de clasificadillos de casi al final, el show del mismísimo Bob Esponjas!!!, así decía tal cual. por lo que de inmediato me imaginé a un lavacoches con la botarga encima, todo un lujillo que ha de ser tenerlo en la fiesta de un sobrino, pensé después.