1/06/2010

el bien que proviene del mal

Éste era el hombre que escribió el tratado De Facinore Humano con objeto de demostrar la infinita corrupción de la humanidad.

Aunque parezca extraño, el profesor Huvelius escribió el libro más cínico del mundo -en comparación, Hobbes predica un sentimentalismo color de rosa- inspirado en los motivos más altruistas. Estaba persuadido de que gran parte de los sufrimientos y desgracias que padecemos se deben a la falsa doctrina de que el corazón humano se halla naturalmente inclinado al bien y es, si no justo, por lo menos bondadoso. "Los asesinos, ladrones y violadores", dice en una de sus páginas, "todas las huestes de la abominación surgen de esta pretensión absurda, de la insensata confianza en la virtud del hombre. Temible fiera es el león en su jaula. ¿Que será si lo proclamamos cordero y le abrimos de par en par las puertas? ¿A quién echaremos la culpa de la muerte de los hombres, mujeres y niños que devore, a quién sino al que descorrió los cerrojos?". Huvelius demuestra a continuación que los reyes y gobernantes reducirán en gran medida la suma de dolor que existe en el mundo si aplican la tesis de la maldad humana. "La guerra, una de los peores males, seguirá existiendo siempre. Ahora bien, el monarca prudente quiere guerras breves y no prolongadas, prefiere el mal menor al mayor. La razón de ello no es su benignidad ante el enemigo, puesto que, como sabemos, el corazón humano es maligno por naturaleza, sino que desea vencer y vencer fácilmente, sin mucho gasto de vidas o tesoros, sabiendo que si logra esta hazaña ganará el amor de su pueblo y dará mayor seguridad a su corona. Por consiguiente, sus guerras serán cortas y victoriosas, no sólo en beneficio de su propio país, sino también del adversario, ya que en una guerra corta las pérdidas de ambas partes son menores. Con ello se demuestra que el bien proviene del mal.

El terror, Arthur Machen.


Tanto Huvelius como su obra De Facinore Humano son invención de Machen. En el capítulo de Amor y Occidente dedicado a la guerra, Denis de Rougemont cita documentos de la Italia renacentista donde puede comprobarse que los señores guerreros se comportaban tal como aquí recomienda hacerlo Huvelius: sacaban el presupuesto del combate por adelantado, y sólo si la victoria parecía barata y rápida invadían territorio enemigo. A este "bien que proviene del mal" se refiere también Michael Ende en un ensayo titulado "De la utilidad de las debilidades humanas", incluído en Carpeta de apuntes.

3 comentarios:

sr. magnánimo dijo...

Pasmaria, tus hijos flotan.

¿Es o no la neta El terror?

Nicolás Díaz dijo...

Pasmaria, tus hijos levitan.

Es. "El terror" y "Un fragmento de vida" ya son mis favoritos de Machen.

maquinadeescribir dijo...

¿qué tal estos dos "monólogos" de monterroso? :

http://gatainsomne.blogspot.com/2007/11/monlogo-del-mal.html

http://lasoledaddefausto.blogspot.com/2009/11/fabulas-de-augusto-monterroso-el.html