5/17/2007

semana del tenis prehispánico



1. Fotografía de unos auténticos tenis Kukulcán, tomada por Brender en Monclova. La subió a su fotolog el sábado pasado.

2. "Hay que tener cuidado con los textos de los jóvenes. Había una chica que nos enviaba para la revista cuentos fumadísimos que a mi no me gustaban, pero mi maestro decía que tenían imaginación, que la chava sólo necesitaba un poco más de oficio. Y al final el maestro tuvo razón, lei un texto que ella escribió recientemente y era muy bueno. ¿Qué tan fumados? Había uno sobre una chica que compraba unos tenis para correr a gran velocidad. Funcionaban, sólo que al llegar a cierta cantidad de kilómetros se detuvieron, la tierra se abrió y ella cayó en una caverna, donde la esperaba el dios azteca que había fabricado los tenis. Todos los que los compraban, tentados por la agilidad que daban, eran llevados a esas cavernas, donde los usaban para fabricar más tenis y así sucesivamente. Pues sí, era un sistema de producción sin pérdidas, muy eficiente".

Contado el martes por Isadora la Editora, en la barra del Gargas.

3. Es raro que compre calzado, me paso años con los mismos tenis o zapatos. Esta mañana fui a Morelos, buscando películas, y lo que encontré fueron unos tenis que me tentaron. Fue así porque me recordaban mis viejos tenis "de Remi". Los "tenis de Remi" eran azul marino, casi perfectamente ovalados, los tuve en la adolescencia y hasta la fecha son los más cómodos que he conocido, cuando llego a comprar tenis nuevos es porque me recuerdan aquellos.

Ahorita los traigo puestos (arrojé los viejos a un contenedor en esa misma calle). No parecen tener ninguna asociación con divinidades prehispánicas, pero me extraña que hayan llegado en estos días.

4 comentarios:

sr oportuno dijo...

Pues llevo como 15 años sin ponerme tenis, y justamente esta semana pensé, luego de leer un artículo en la Revista del Consumidor, que quizás no estaría mal comprarme unos.

Y ayer mismo, mientras tú estrenabas tus tenis de Remi, yo le platicaba a M. algunos de los más lacrimógenos episodios de esa serie de televisión (pues ella, por misteriosa razón, no conoce la serie, nunca la vio en su oportunidad ni en las ocasiones en que se retransmitió).

M. sólo ha visto unos 10 minutos de la serie, y eso en DVD, hace muy poco. Vio un pedazo de aquel episodio en que un inflexible gendarme se lleva preso al señor Vitalis. Me quedé pensando: "¿Será que por eso Remi pegó tan fuerte en México, porque las historias de miseria y persecución que narra son muy acordes con nuestra alma (o nuestros clichés) nacionales?"

Y resulta luego que el Villoro, en su colaboración para El Norte de hoy, empieza afirmando que los mexicanos tememos por instinto a los policías y procuramos no tener jamás trato alguno con las fuerzas de la ley.

Me pregunto si alguien más pensó en tenis, en Remi, en traumas nacionales o en temibles policías durante esta semana.

Puni dijo...

Esos tenis que describes, yo mas bien me los imagino como unos zapatos, del tipo de gamuza asi redondos de la punta igual. Será que siempre me ha gustado ese estilo como si fueran unos Clarks originales, tanto que en la facultad los llegamos a bautizar como los auténticops zapatos de inconforme. En las zapaterías 3 hermanos también vendían unos de esos estilo inconforme y muy baratos por cierto.

Beatriz dijo...

Preocupate cuando pases de los zapatitos Remi a los zapatos Señor Vitalis.

rubas dijo...

la referencia a la chava de la barra del gargas... hay que hacer un formato correcto de referencia a platicas escuchadas, pero algo que sea oficial