12/27/2006

un truco de infancia

...es más bien una cosa que yo hacía cuando era pequeño. Cerraba a medias los ojos hasta no dejar más que un resquicio por el que miraba intensamente lo que quería ver. Después, giraba tres veces sobre mí y pensaba que así había atrapado, cogido en la trampa, lo que había visto, y que podía guardar indefinidamente no sólo eso sino también los olores, los ruidos. Por supuesto, a la larga caí en la cuenta de que mi truco no funcionaba, sólo a partir de entonces recurrí a las herramientas técnicas para conseguir el mismo efecto.

Jacques Henri Lartigue, citado por Paul Virilio en Estética de la desaparición.

4 comentarios:

Diana dijo...

Creo que todos armamos fantasías de ese tipo. Luego nos enteramos de que el truco es que no lo hay, y entonces decidimos conservar la ilusión y sacarle la lengua a "la vida", o agachar la cabeza y esperar que tu funeral no esté muy mosqueado...

Beatriz dijo...

Esa necesidad de crecer nos obliga a diseñar herramientas. Si ya se nos fue la ilusión al menos empleemos bien nuestros recursos.

Anónimo dijo...

yo lo que hacia era contar, si era una palabra, contaba sus letras (disléxica la niña, qué bien debia haberlas hecho -!-), separaba por silabas, y si era frase, me la aprendia hasta que no se olvidara, si era una imagen le ponia un nombre, y si era una emocion era mas dificil, porque siempre confuindia el miedo con la alegria, y muchas otras cosas, y hablando de las chicas de los rockeros, pues si, de eso se trataban los renos.. lol,

oiga, que le tengo una nueva, no podia dar credito a mis ojos..

vi a una doble de la señorita Milla J...vich, neta, neta..

asi de que si, si existen ese tipo de musas :)

besos, y que todo vaya bien!!

lpbb - pmg - pp

Puni dijo...

Yo solía hacer un tipo de guturización que no dejaba dormir a mi hermano mayor. Era un tipo de tono grave el que lograba, como digamos hacer una entonación, de un tono en ascendente a descendente, hasta que se escuchara como el más minimo ruidito. No se si me explico, en todo caso no tiene mucho sentido.