1/05/2007

hacienda del muerto



"¿Cómo sabes que vamos mal?" La Santa de Ávila señaló el retrovisor. "¿Ves esa montaña que estamos dejando atrás? Bueno, deberíamos estar acercándonos a ella".

Giró el coche en mitad de la carretera y corrigió el rumbo. Tardaron tres horas en hacer un recorrido que normalmente toma 40 minutos. Avanzaron en todas las direcciones equivocadas que encontraron, preguntaron a soldados, conductores y mecánicos, en medio de un vendaval que amenazaba con levantar al Sr. Sagaz del suelo.

Al final, una angosta carretera que se prolonga durante diez kilómetros en el desierto y que sólo sirve para llegar al casco abandonado de una hacienda, presumido como monumento histórico por las autoridades, adornado con latas de cerveza y restos de picnics. Un foso con llantas en llamas daba la bienvenida.

Dicen que en los muros de este lugar se ha escrito la Historia. Por lo que encontraron La Santa y el Sr. Sagaz, parece que la Historia tiene una ortografía horrenda y sólo sabe poner cosas como "Toño y Beba se aman". Diez minutos después ya iban de regreso a Monterrey.


P.D. Al googlear el lugar aparece una joya de la redacción norestense: "...las incursiones de los indios que habitaron estas zonas, historia socorrida en muchos de los territorios de Nuevo León, y más puntualmente en esta parte del estado al estar muy cerca de lo que es Boca de Potrerillos". Pues más bien "esta parte del estado está muy cerca de lo que es" un estercolero.

2 comentarios:

Rob Gordon dijo...

Pos dónde andabas, Nico?? andabas rumbo a la cola de caballo, verdad??? o ibas a buscar pan de Bustamente? aunque está última opción se me hace que no tira, porque si ibas acompañado, no creo que la cosa jalara.

Que se me hace que ibas a Bahía Escondida???... :P

Oye, te estuve localizando por pasar el año nuevo, como se debería de haber pasado, pero no te hallé. Creo que tenemos pendiente esa reunión.

Avisa, a ver como vas a andar este fin de semana. La raza ya regresó desde le martes, pero no he hablado con ellos. chido!

Nicolás dijo...

Hmmm... pan de Bustamante.