6/10/2011

la habitación del piso 3 1/2

Un hombre entró al edificio pasadas las nueve de la noche. Subió las escaleras y caminó hasta el fondo del pasillo, a la escalera que lleva a la azotea. Siguió subiendo. No lo conocemos y tampoco tenemos idea de qué busca en la azotea a esa hora. Subí esperando encontrar lo mismo una fiesta improvisada, alguien herido escondiéndose o un ladrón demasiado cínico. Llegué al último escalón y ya no había azotea. Había una puerta de madera, detrás de la cual sonaba un televisor. Todavía no regresaba a mi departamento y ya estaba pensando en una escena de la película Reconstrucción: edificios que cambian sin previo aviso. Si en el proceso conoces a Maria Bonnevie te parece raro pero tiene sentido. Así, gratuitamente, sólo es raro.

3 comentarios:

Berenisse dijo...

¿Lo soñaste?

Nicolás Díaz dijo...

No. El espacio que llevaba a la azotea de este edificio lo convirtieron en un cuarto, sin avisar. Y alguien está quedándose ahí.

Berenisse dijo...

Surreal.