1/08/2007

la radio y los magos

1. La línea era de Sabines, aquella de las mujeres satisfechas que duermen con la mano sobre el sexo. Pero a altas horas de la madrugada e incapaz de conciliar el sueño, el Sr. Sagaz no podía recordar el poema, sólo la línea. De algún modo durmió, de algún modo despertó y puede que hasta haya trabajado.

2. Terminada la jornada de ese viernes llegó a casa de una amiga de la Santa. La chica había abierto medio cartón de cervezas para despedir las vacaciones y por las ventanas de la casa se escapaba una selección variopinta de canciones, en la que apareció "Message in a Bottle" de The Police. "¿La han escuchado con atención? Es lo máximo, manda su mensaje en una botella porque está solo, y recibe un montón de botellas diciendo lo mismo, así que descubre que no está solo en eso de estar solo. Precioso".

3. El sábado la Santa y nuestro héroe de pacotilla salieron rumbo a Saltillo. Esta vez no se perdieron, comieron pescado (la costa Coahuilense es muy productiva) y compraron unas tijeras nariceras frente a la Plaza de Armas, para despojar al Sr. Sagaz de la tupida mata que asoma de sus fosas.

De regreso escuchaban Imagen FM. A propósito del reencuentro de The Police progamaron "Message in a Bottle". Después, como la Santa cambiara de sintonía, sonó la grabación de un poeta leyendo frente a un auditorio. Era el disco de Sabines en Bellas Artes, precisamente cuando comenzaba a leer "Los amorosos". Sí, aquel de las mujeres, satisfechas, mano, sexo, etc.

4. La tarde de domingo, tal como aprendió de sus ancestros, el Sr. Sagaz permaneció en posición horizontal. Por Azteca 7 pasaban la película donde Sam Neil interpreta a un poco convinciente Merlín y Miranda Richardson a una Reina Mab con debilidad por el catálogo de Hot Topic. Mientras la historia avanzaba a bajo volumen, el Sagaz leía, con retraso considerable en relación al resto de la humanidad, el sexto libro de Harry Potter.

En la pantalla, Uther Pendragón solicitaba a Merlín-Neil que le procurara una mujer, aunque ella estaba casada. "La magia no puede producir amor, mi señor", respondió el mago. "¿Puedes al menos matar a su esposo?", preguntó entonces el futuro padre de Arturo.

La película siguió su camino. Una hora después, la lectura del Sr. Sagaz llegó a un pasaje donde el profesor Slughorn explicaba: "Por supuesto, la amortentia no crea amor. Es imposible crear o imitar el amor. Sólo produce un intenso encaprichamiento, una obsesión. Probablemente sea la poción más peligrosa y poderosa de todas las que hay en esta sala".

5 comentarios:

Puni dijo...

Alguna vez a mi también me regalaron unas tijeritas de esas...

Rob Gordon dijo...

Yo recuerdo que esa película de Merlín estaba medio aburridona...o era que estaba en 2 partes y por esa razón se me hacía que estaba larga??

No he escuchado esa rola de The Police. Creo que tengo el disco de hits, de ellos; la voy a checar.

Disculpa mi tremenda ingorancia, pero, quien es la Santa???

chido que ande bien, Sr. Sagaz

sr oportuno dijo...

Lo de la amortentia no es nuevo. Alguna vez tú y yo hablamos de una hipotética sustancia conocida como pasmarina, que administrada a las viejitas solitarias les produce una intensa preocupación por los geranios (o por los canarios, o por lo que sea que tengan más a la mano).

Anónimo dijo...

:) todo mejorcito por aca, compré comida, y 4 libros de Nuthomb!!!!!

los cuales, puede contar con que estaran en su biblioteca, esa señorita y sus tubos (es decir, herself) es mas picosa que nadie..
neta neta

la otra vez estaba viendo con Ophélie (somebody has taken her away from me!!, luego le cuento), de esas versiones animées de los cuentos, y decian exactamente lo mismo: "la magia no puede crear amor", y ayer, leyendo un librillo mediocre, que mejor no le digo cual es, me da pena propia y ajena, decia, no acerca de un mago, sino un angel guardian, que por cierto se parecia a Elvis (?) y decia que se pueden negociar los gustos, no los sentimientos, y yo: "qué cursi suena esooooooooo", bueno, ya sabe, de esos libros moralinos baratos, mhh
y citando a the Police, le enseñé a Ophélie a bailar y brincar encima de las cams, al ritmo de la radio (donde pasaban 30mins de the Police, esuchando 'Roxane' y 'Don't get so close to me', andamos por aca..

besos, y que esté super bien!

lpbb - pmg - pp

Nicolás dijo...

1. Yo no sabía que existían. ¡Y así se llaman! La bolsita decía "tijeras nariceras".

2. Sí, creo que originalmente era en dos partes. Es una peli de Hallmark, como esa donde Bridget Fonda es la reina de las nieves.

3. Para mí que Trellawney le pone bien duro a la pasmarina.

4. ¿Un angel parecido a Elvis? Ah, no, ahora me dices el título, no me quedo con la duda.