2/15/2005

curve



La primer noticia que tuvimos de Curve provino de una fuente poco probable: una revista Guitar Player comprada por J. Los editores suspendieron por un momento su habitual idolatría al shredder y publicaron un artículo sobre la guitarra de texturas: Robin Guthrie, Porl Thompson, Kevin Shields... y Dean García de Curve. Sí, hay un abismo entre los primeros y este último, pero ustedes no se fijen. Además, cuando uno es joven e impresionable eso de cruzar la guitarra de texturas (la del shoegaze, caracterizada por acordes elementales y lentos) con la velocidad del pop épico, suena por lo menos interesante.

De la vista nace el amor: antes de haberlos escucharlos, fue la foto de Toni Halliday que acompañaba el artículo lo que hizo que nos grabáramos el nombre del grupo. El único otro logo que tuvo Murmujú, además del Sombrerero de Tenniel, fue el rostro de Toni encerrado en un círculo amarillo.

Algunas veces Curve lo consiguieron. Sobre todo en Doppelganger (1992). Pero a la altura de Gift (2001) ya no estaba muy claro que querían en este mundo. Esta semana anunciaron su disolución. Diez años atrás lo hubieramos lamentado, ahora no creo que se les extrañe mucho.

No hay comentarios.: