10/07/2008

cosas que aprendes al ver tinker bell

- Las hadas viven en una sociedad de castas.

- Su población femenina rebasa a la masculina en una proporción de 10 a 2. Y uno de esos dos no tiene intención de mostrarse masculino.

- La distribución de los sexos es irrelevante: las hadas nacen cada vez que un bebé ríe por primera vez y un diente de león es llevado por el viento.

- Tinker Bell (aka "La Artesana Antes Llamada Campanita") es para su mundo lo que Henry Ford para el nuestro. All american fairy.

- A pesar de su amplio sector de servicios, la revolución en el mundo de las hadas inició en el de manufacturas, entre los artesanos.

- Esta revolución tenía como fin ganar el derecho a visitar Tierra Firme. Es como rebelarse contra el mundo por una semana en Xcaret. O Matamoros.

- Que Campanita está buenísima.

6 comentarios:

Berenisse dijo...

Cuando era niña fui fan de Campanita. Hoy soy fan de las hadas.

P. D. Más respeto por Campanita, mi Nick, jajaja. Pero bueno, supongo que si tú no le lanzas piropos, los "haditos" no lo harán xD

Nicolás Díaz dijo...

Ahí las pintan muy buena onda a las hadas, no roban güercos ni hacen agria la leche de nadie :P

Anónimo dijo...

Vámonos aunque sea a Moros! Ja.

entertothematrix dijo...

Yo aprendí que la Reina de las Hadas no es Titania, sino Clarion (¿?).

Y sí, las hadas son chidas según esta peli, no hacen las travesuras de la mitología popular como la del wey que perdió, embelesado en la danza de las hadas y cuando volvio a su casa habian pasado cien años y sus seres amados habian muerto

Mixha dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mixha dijo...

Interesante tu punto de vista. Navegando aterricé por aqui. Cuando era niña y me refiero muy muy niña, creí en las hadas, ahora creo que existen las que se sienten hadas y arman y desarman el mundo. Pero como lo presentas es muy relevante si lo plasmamos en en estos tiempo. Si me permites seguiré viniendo, saludos