7/09/2007

tortugas

Las tortugas mascota son una tradición en la familia de Luisa. El sábado me contó que en casa de su hermana hay una veintena de tortugas arrastrándose por el patio y por los túneles que corren bajo el patio. Una de ésas tiene 35 años. En casa de Luisa hay dos. Una, la viva, pasa el día acostada junto a las macetas; otra, la muerta, lleva un año en el congelador y algún día será enterrada en una maceta, cuando su dueña encuentre una de su agrado.

Las tortugas llegaron a la familia a comienzos de los setenta. Comenzaron con una sola, que se extravió. La madre de Luisa juntó a los niños de la cuadra y ofreció una recompensa de un peso para quien encontrara y trajera de regreso a la perdida. De no se sabe dónde, cada niño consiguió una tortuga, la presentó y cobró su recompensa. Así comenzó el criadero de quelonios.

6 comentarios:

Diana dijo...

¡Qué historia, no mames! En verdad que la vida tiene cosas más extrañas que la ficción.

Yo crecí también con tortugas, cuyo recuerdo va de la mano con el de mi abuelo Ricardo.

Recuerdo que con ellas experimenté por primera vez esa combinación de pavor y fascinación. Me encantaba (y me aterraba) darles de comer lechuga.

¡Feliz inicio de semana, Nick!

Srta. Leal dijo...

Ofreció una recompensa por la perdida. Normalmente no ofrecen recompensa por alguien que tenga ese adjetivo...

Srta. Leal dijo...

¿Acaso me estás comparando con Rivera? =P

Anónimo dijo...

hahahahahahahaha,
muy de acuerdo con Mme Diana, "la vida tiene cosas más extrañas que la ficción" es verdad, es cierto ..

las tortugas, oh gush, me dan pavor por así medio monstruillos y leeeeeeeeeeentas como ellas solas, y me encantan por longevas, hihi, de hecho hace no mucho hablaba con alguien que se dice ser "tan viejo como un baobab" pero ciertamente un ser en movimiento, y yo: 'mhhh, ¿vampiro?, ¿tortuga?' y ^^ creo que esta última acertó mucho, hihi, un peso (!!!) ya se, en esos tiempos era suficiente para los dulces de un niño, y lo que le pone "la cerise au gâteau" es lo de que todos los niños consiguieron una ;)

mhh, "rien de nouveau", nomás que mes filletes son cada vez más adorables, hoy voltié de risa a Amélie, se lanzó a mis brazos, y como es un poco brusca, nos dimos un frentazo, que nos sacó un chipote a cada una :P

mhh, déjeme le dedico una rolita, de uno de mis 'français preferés':
Thomas Fersen - "Irène"

Quand je bois une bière de bohème,
Moi qui suis un buveur d'eau,
Je vois de roses pachydermes,
Mais cette fois il y a du nouveau.
Quand je bois une bière de bohème,
Pas le moindre éléphanteau,
Je reçois mademoiselle Irène
Dans le réduit de mon cerveau.
Elle illumine ma lanterne,
Certains prénoms sont si beaux.
Je reçois mademoiselle Irène
Comme une colombe dans mon chapeau.

Je reçois mademoiselle Irène
Dans le réduit de mon cerveau,
Est-elle, cette maison de reine,
Dans votre annuairedes châteaux ?
Si je pouvais saisir les rênes,
Détourner cette rame de métro
Et prendre la fuite à Varennes
Au lieu de me rendre au bureau
De poste où je trie des centaines,
Des milliers de colis postaux.
Je confonds Rennes avec Irène
Dans le réduit de mon cerveau.

Parfois je m'endors sur la chaîne
Et j'entends dire dans mon dos
Qu'a quinze ans j'ai pas eu d'veine
De m'piquer avec le fuseau.
Si j'avais une fée pour marraine,
Je lui demanderais ce cadeau,
Me donner les lèvres d'Irène
Plutôt que la brûlure d'un mégot.
Et comme dans les livres d'étrennes,
On s'enfuirait dans un traîneau
Emmené par quatre rennes,
Avec le tintement des grelots.

Et quand vient la fin de la semaine,
Que faire de mes jours de repos ?
J'aimerais sortir avec Irène
Mais comme je n'ai pas de culot,
Je vais seul à la fête foraine
Et j'me fais tirer les tarots
Par une cartomancienne
Pour savoir quel sera mon lot.
Et selon cette bohémienne,
Mon avenir est clair comme de l'eau,
Elle voit de roses pachydermes
Et une solitude sans défaut

*********

que me hace recordar a una pequeñita, realmente bien educada por su tío Don Nick, quien le enseñó el gusto por esa voz cabernosa de Tom Waits, con una rolita, homónima a esta,

besillos, Don Nick, y cuídese,

lpbb - pmg - sp

Puni dijo...

Cuando era niño me decian que si una tortuga te mordia ya no te soltaba nunca. Hasta ahora no sé si eso es cierto. Saludes

Sr. Sagaz dijo...

Me decían lo mismo. Y que la tortuga te suelta si ve a un burro blanco rebuznando. Debe ser blanco o no funciona.