6/11/2007

antología del relato gótico en ciudad conocimiento

Manuscrito encontrado en Zaragoza

Desde el Ayuntamiento y la sede del gobierno estatal, pasando por bares de desnudistas, salas de masaje, oficinas de partidos políticos, logias y hasta bodegas dedicadas al bailongo (que no aparecen en la sección de sociales, sino en la primera página de la Local), podemos estar seguros de que en la calle Zaragoza no hay ningún local donde pueda entrar un hombre de bien. Así que con toda seguridad el "manuscrito" al que alude el título es una cuenta de hotel o un baucher del Papi Chulo o el Poisson.

Los críticos podrían argüir que en Zaragoza no hay ningún castillo en ruinas, algo imprescindible en un cuento siniestro. Pero en su lugar hay un Palacio (de Gobierno) atemorizante, en el que moran videntes y brujos que ven una portentosa Ciudad Conocimento donde los aldeanos sólo distinguen un desierto ensangrentado y asesinos incontenibles. Particularmente retorcido (y por lo tanto gótico) es el museo que el palacio alberga en su primera planta: en él se describe a Ciudad Conocimiento como fruto de una legendaria raza de emprendedores y trabajadores esforzados. Como en ningún lado se menciona que la localidad debe sus ganancias a haber servido como paraíso fiscal por cerca de un siglo, debe tenerse a dicho museo y la leyenda que en él se cuenta como un ejemplo de recración mítica, una cosmogonía que reduce a arquetipos la multitud de datos históricos incómodos.


El gran dios PAN

Como suele ocurrir en el horror numinoso (Lovecraft, Blackwood, etc), la deidad que protagoniza esta historia pasó un largo tiempo "muerta y soñando", hasta que un grupo de sacerdotes y fanáticos la llevó al poder. Físicamente, la criatura posée varias cabezas, como Yog Sothoth, cada una de las cuáles mira hacia un lado distinto y pretende moverse en esa dirección, de ahí que el gigante sea poco dinámico y prefiera permanecer echado, viendo la vida pasar. En cuanto a su perfil psicológico, guarda semejanza con Azatoth, el dios ciego e idiota de los Mitos de Cthulhu.

Para los coleccionistas de anécdotas, recordemos que August Derleth, autonombrado albacea de Lovecraft, se negó a que este título fuera incluido en sus antologías, por considerar la historia demasiado fantasiosa ("¿Qué pueblo, por más endogámico y retrógrada que sea, podría despertar a una criatura así?"*), lo que la hacía indigna de las editoriales y revistas pulp en las que colaboraba.

*Weird Tales No. 197 (Febrero de 1951)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

pssssssss, claro, Daniela Pomo es de caché, acá de que para una sesión bipolar de investigaciones etílicas y estimulantes fiesteros ^^

ay Don Nick, pues vine por varias eazones:
a) ya se me van a acabar mis "days off" y oootra vez a corretear criaturillas que andan siempre cayéndose o haciendo travesuras, y bueno, mi tiempo libre se reduce a unas cuantas horas en la noche, osease a eso de las 3 de la tarde, en Amérique,
b) la cd conocimiento con tintes de cuento de Lovecraft, pos sí que está tétrica, así de que como dicen en la que fue mi tierra: "es cuestión de ir al juez y mejor no decirle nada" (por la vergûenza), es decir, me abstengo de los comments..
c) pues para decirle que chequé al crew de la prepa de respeto, tssss, pura personalidad, así si le darían a una ganas de ir a la school, aunque con tal personal, pos lo menos que se haría es estudiar, y sí mucho aprender, aunque sean bromas .... ah, si NCave es de repostería, ahí reconsideraría volver a consumir alguna tarta o algo parecido, y, pss, ir con la de corte y confección para eso de las garritas; y cotorrear largo y tendido con la intendente, acercarme al de mecánica, llevarle una manzana a la bibliotecaria, encargarle algo al de soldadura, al de geografía hacerle hartas preguntas (no precisamente geográficas), besarle las manos al de química, ... y así, psss, yo sugeriría dos que tres personajes más para que todos quedásemos así bienmente educados

besillos, Don Nick, cuídese, sabe? soñé que ud andaba al volante, en una peli así tipo la última de Tarantino, hahahahaha, y fíjese que no le iba nada mal ;)

lpbb - pmg - sp

sr. magnánimo dijo...

¡Jajajajaja! ¡Se mamó! O sea, ¿demasiado fantasioso? ¡Jujujujujujuuuu!

¡Eh! No me había dado cuenta de lo tremendamente gótica que es Ciudad Conocimiento. Siempre me había parecido siniestra, pero yo pensaba que se debía a la ñoñez insensata de los niños Tec y UDEM. Ahora sé que Ciudad Conocimiento es como la Ciudad Gótica de Mignola en La tragedia que cayó en Ciudad Gótica. O sea, algo malvado y podrido se encuentra en sus cimientos desde tiempos inmemoriales. Y ahora que lo pienso, se supone que eso es lo que pasa en el Overlook de Stephen King.

Qué miedo cuando encuentras tanta refrencia intertextual :D

sr oportuno dijo...

Pasmaria, tus hijos viscosos reptan.