8/26/2006

slapstick

Nicolás se prepara para bajar las escaleras de la Gandhi. Lleva en cada mano una bolsa amarilla repleta de volúmenes de cocina y administración. Obviamente, ha venido a comprar libros para la biblioteca, el pobre imbécil jamás podría permitirse una compra de ese tamaño de los libros que a él le gustan. De hecho, nunca podrá permitirse mucho de lo que realmente quiere. Cue to "Please, Please, Please, Let Me Get What I Want" by Morrissey. Pero no se lo digan, sus esfuerzos son lo único moderadamente divertido de esta serie.

Él todavía no lo sabe, pero la tarjeta con el RFC del instituto la tenía en la bolsa de la camisa, no tenía que pasar por el trámite del empleado buscando sus datos en la computadora. Tampoco sabe que un libro lo dejó en un sillón. Y al llegar tomó una canasta de compras y sin notarlo se trajó las otras tres que estaban embonadas debajo. Cuando lo notó le dio pena llevarlas a la entrada de nuevo y las dejó caer en un pasillo, haciendo bastante ruido. Corrijo lo de "moderadamente divertido", este tipo me mata, es mejor que Mr. Bean.

¿Pero qué hace? Oh, se pone bueno. Suena su móvil, ese que tiene el timbre más jodido de todo el Noreste, el que recibe apenas un par de llamadas en toda la semana. ¡Mi madre, quiere contestarlo sin soltar las bolsas! ¡Hazlo, hazlo! ¡Toma, pendejo! Claro, se le resbaló. Y la cosa apenas tocó el suelo y saltó en pedacitos.

¿Por qué no se van a comerciales? Que mal sentido del timing, ahora hay que cortar, ¿qué más puede hacer? Gooosh! Trata de unir las piezas. Ahora sí, ya dejó las bolsas en cualquier lado. Ya para qué. ¡Mi vida! No encuentra una parte. ¡Y la busca por el piso! Y todos miran. Sí, todos, todos.

Jo. Además, hoy tiene un compromiso, y mañana temprano otro más. Y no podrá comunicarse con nadie. La verdad es que este programa ya lo conozco, me sé de memoria lo que sigue: va a pedir un café para rumiar su mal genio, pedirá la factura cuando ya se la han dado al pagar y luego no encontrará taxi. La verdad que es algo predecible, lo cual es malo para cualquier sitcom. Deberían meter nuevos personajes, que alguien se case, una cosa de ésas. Que se case alguien más, claro, a éste no lo levanta ni una viuda urgida.

Aburrido. Veré si en otro canal están dando Frasier.



...




Sí, murió mi teléfono. Y con él mi despertador. Mi reloj. Y mi directorio. Hagan el favor de enviarme sus números. Life's a bitch. And she ain't my bitch.

11 comentarios:

sr magnánimo dijo...

Te acompaño en tu sentimiento. Pero no te agüites, acuérdate del evangelio de ayer :)

Poisoning Fairy dijo...

Creo que todo fue planeado fríamente. Dios tiene un plan para ti y eso debería hacerte rebozar de felicidad =), jajajaja...

En fin, Berenisse y su gran boca no han cumplido con la herencia que te habían prometido, pero es que, como ya lo sabes, estos tiempos son verdaderamente difíciles en cuestiones económicas. Una no se puede dar el lujo de comprar un nuevo móvil cuando tiene encima gastos mayores. De todos modos, seguiré esperando a que alguien me regale uno, jojo.

Sr oportuno dijo...

El timbre del celular interrumpía tu vida y tus pensamientos. Con su ausencia, tu mente y tu vida se han liberado un poco más. Estás más cerca del silencio necesario para la meditación espiritual.

O cuando menos vas a dormir mejor y serás más feliz. ¿Despertador? ¿Y quién quiere despertar, pudiendo soñar?

¿Directorio? Las amistades se llevan en el alma, no en un listado.

(Me cae que si haces caso a mis consejos vas a acabar viviendo en un tambo de la Macroplaza y alimentándote de sobras de papitas y hot dogs).

Beatriz dijo...

Eh eh eh esto no es deja vú...
Cuando leí la primera parte del post pensé que me había ido a mis propios archivos: Gandhi, RFC, biblioteca, libros que no son para mí...
Pero esa parte de mi vida ya no existe, ni siquiera Gandhi. No hablo del Mahatma, obvio.
Me voy que estoy divagando un montón.
Siento lo del teléfono, es una verdadera chinga.

Rob Gordon dijo...

Chale... pues ese teléfono ya estaba más para allá que para acá, no?. Ahí tengo uno que no uso; es movistar y está 2 3, por si lo quieres. Tengo otro Telcel, también. Ahí me avisas.

De lo demás...pues está muy al estilo del programa de Paul Hogan, no?.

Chale..pues R.I.P. tu teléfono cel

Sr oportuno dijo...

El teléfono ha muerto como instrumento. Ya no sirve para lo que fue diseñado y construido. Ya no hace ni recibe llamadas telefónicas, ni funciona más como calculadora, despertador, etc. Pero lo que pierde como objeto de uso lo ha ganado como objeto de admiración estética. ¿Acaso no hay belleza en las cosas rotas, en los diseños truncos, las escoriaciones, las grietas, las mil y un señales del azar? ¿No ha motivado ese teléfono roto uno de los posts más hermosos que hemos leído en este blog? ¿No ha alcanzado ese teléfono una dimensión, la de las cosas perdidas y añoradas, de la que antes mezquinamente carecía? Si guardaste los pedazos, ahora son objetos de contemplación, y como tales motivan reflexiones y sensaciones inéditas. El teléfono ha florecido, su esencia se ha transformado, sus significados se han multiplicado. Celebremos la muerte y resurrección de tu teléfono.

sr magnánimo dijo...

¿Amén...?

Nicolás dijo...

Lo de la resurrección resultó profético, Sr. Oportuno. La chunche del mal no volverá a funcionar, pero varias veces al día trata de encenderse y le suena la alarma. Es lo malo de que mueran con saldo, creen que tienen asuntos pendientes en este mundo. Luego le hablo a Jennifer Love Hewitt para que lo ayude en su tránsito hacia la luz.

Sr. Magnánimo, el evangelio del domingo pasado no tenía nada de reconfortante: narraba cuando la raza le dio la espalda a Chuy diciendo "esté chisqueado, cree que su pellejo es pan".

¡El Show de Paul Hogan! Recuerdo al personaje que fingía que tocaba la guitarra, para ocultar que llevaba los pantalones rotos. Y que las chicas corrían en cámara rápida, como con Benny Hill.

Señor Sensato, ¿esos celulares que menciona son legales o son de los chinos que contrabandea O'Malley?

Alejandro Martìnez dijo...

Pues sere que ahora vas a poder entrar en la distentio animi agustiniana. Esa donde el tiempo es puro presente, ya no va importar si es el futuro próximo o un próximo futuro, o un pasado que ha pasado y en pasado lo decimos, o es presente de pluscuamperfecto. No se ya se olvidaron esas conjugaciones raras que nos enseñaron antes. Sin celular puedes estar más allá de todo y de todos. Un ser sin tecnología o es un ser más cerca de si. Me despido, me llaman por el celular. Voy a contestar.

Anónimo dijo...

The boy done wrong again
Hang your head in shame and cry your life away
The boy done wrong again
Hang your head in shame and cry your life away
Are you ok now?

On Saturday I was an angel shining fair
You shone louder, longer
You put my shine to shame
Put me to shame now

What is it I must do to pay for all my crimes?
What is it I must do?
I would do it all the time
Do it all the time now

All I wanted was to sing the saddest song
And if you would sing along I will be happy now

The woodland spring has put the darkness from your thinking
If this town's your sinking ship
Then you know where to jump

Talking dirty, for a hobby that's alright
Pour another glass of wine
I'll think of England this time

All I wanted was to sing the saddest song
And if you would sing along
Oh if you would sing along
if you only sing along I will be happier

Rob Gordon dijo...

Quién puso la rola de Belle & Sebastian?. Chida elección...