1/05/2010

a través del espejo y lo que genesis encontró allí

El artista más famoso de nuestro tiempo es Damien Hirst. Le considero el máximo insulto a la creatividad: ha reducido la expresión plástica a una serie de chistes sobre chequeras. La idea tras su trabajo es que se puede hacer arte explotando la codicia, la superficialidad y el egoísmo de nuestra sociedad. No es cierto. El arte siempre es un espejo, pero los hay de dos clases: los que realmente reflejan la fealdad del mundo y luego otro tipo a través de los cuales puedes pasar tranquilamente, como en las películas de Jean Cocteau. Hirst fabrica estos últimos espejos, mientras que los otros son los de Goya y El Bosco.

Genesis P-Orridge, entrevistado en RDL #269

No hay comentarios.: