3/06/2009

todo el bling de chris burden

Mientras empresas e individuos de todo el orbe están sacando pajitas para decidir quién se va al hoyo primero, Chris Burden tiene este sábado un problema muy distinto: no quieren darle los tres millones de dólares en barras de oro que necesita para hacer su arte. Pobrecillo.

Este día presentaría su obra “One Ton, One Kilo”en la galería Gagosian de Beverly Hills, pero el gobierno ha decidido incautar el material con el que la realizaría, las barras de oro. Sucede que Gagosian tuvo la ocurrencia de comprarlas a comienzos de año a una empresa de Allen Stanford (el billonario texano acusado de fraudes billonarios) y ahora sus lingotes están bajo la custodia del Tío Sam.

Al leer la nota pensé que los requerimientos de Burden tenían algo de pleito territorial entre pandillas: “el bravucón de Hirst hizo una calaca cubierta de diamantes, yo quiero una cama de oro”. Pero resulta que Chris ya es veterano en esto de los montajes áureos. En los ochenta presentó otra pila de lingotes a la que llamó “Tower or Power”, aunque parece no haber despertado con ella tanta atención como cuando se crucificó sobre un VW sedán.

Ya que le arruinaron (o retrasaron) su instalación, aquí van algunas ideas que podría utilizar para salir al paso:

1. En un cuarto de tres por tres, acondicionado con dos literas, un retrete y una línea de barrotes que separa la pieza del público, descansan Chris Burden y Allen Stanford. Pueden moverse, dormir y realizar sus necesidades, pero no deben abandonar el cuarto mientras la pieza siga en exhibición. Título: “Estafadores”.

2. En una sala de blanquísima están suspendidos dos televisores que muestran sendos videos, alternativamente. Uno muestra a Burden explicando sus intenciones: crear una pieza de interpretación abierta, pero con el resplandor del poderío ecónomico como gancho para los ojos. Al terminar el video, la otra televisión mostraría a Stanford en el momento de ser detenido por haberse excedido en su búsqueda del resplandor del poderío económico. Título: “Teoría y praxis”.

3. El artista permanece en una cama en el centro de la galería. El día que el gobierno autoriza el uso de las barras de oro estas son transportadas hasta Beverly Hills. Ahí, el personal de seguridad las deja caer de golpe sobre el artista. Título: “Golden Shower”.

No hay comentarios.: