12/09/2006

la yegua de la noche


El nombre español (pesadilla) no es demasiado venturoso: el diminutivo parece quitarle fuerza. En otras lenguas los nombres son más fuertes. En griego la palabra es efialtes: Efialtes es el demonio que inspira la pesadilla. En latín tenemos el incubus. El íncubo es el demonio que oprime al durmiente y le inspira la pesadilla. En alemán tenemos una palabra muy curiosa: Alp, que vendría a significar elfo y la opresión del elfo, la misma idea de un demonio que inspira la pesadilla. Y hay un cuadro, un cuadro que De Quincey, uno de los grandes soñadores de pesadillas de la literatura, vio. Un cuadro de Fussele o Füssli (era su verdadero nombre, pintor suizo del siglo dieciocho) que se llama The Nightmare, La pesadilla. Una muchacha está acostada. Se despierta y se aterra porque sobre su vientre se ha acostado un monstruo que es pequeño, negro y maligno. Ese monstruo es la pesadilla. Cuando Füssli pintó ese cuadro estaba pensando en la palabra Alp, en la opresión del elfo.

Llegamos ahora a la palabra más sabia y ambigua, el nombre inglés de la pesadilla, the nightmare, que significa para nosotros "la yegua de la noche". Shakespeare la entendió así. Hay un verso suyo que dice I met the nightmare, "me encontré con la yegua de la noche". Se ve que la concibe como yegua. Hay otro poema que ya dice deliberadamente the nightmare and her nine foals, "la pesadilla y sus nueve potrillos", donde la ve como una yegua también.

Jorge Luis Borges, "La pesadilla" (una de las Siete noches).



Una yegua en la noche, eso es lo que muchos creen, hasta los propios ingleses, que significa su palabra nightmare, cuya traducción correcta es "pesadilla" pero que literalmente parece querer decir "yegua de la noche o nocturna" y no es así sin embargo, también eso lo estudié de joven, y el nombre mare tiene dos orígenes según vaya solo o con la palabra "noche", cuando se refiere a yegua viene del anglosajón mere, que significa eso mismo, y en la pesadilla la procedencia es en cambio mara si mal no recuerdo, que significa "íncubo", el espíritu maligno o demonio o duende que se sentaba o yacía sobre el durmiente, aplastándole el pecho y causándole la opresión de la pesadilla...

Javier Marías, Mañana en la batalla piensa en mí.



Así, habiendo sido citados Marías y Borges en días anteriores, lo más natural era que ellos mismos se trenzaran por su cuenta. Por lo visto Fuseli o Fussele o Füssli, para no errar, metió a los dos, al elfo y a la yegua. A ver cuál pegaba.

6 comentarios:

Rob Gordon dijo...

A esa yegua se le ve la maldad en los ojos...

Y ese elfo tiene una cara de malandro de la coyo...que no se la acaba...

Dejando de cosas, está chida la pintura.

sr oportuno dijo...

¿Ya buscaste más imágenes de Fussli o Fuseli en Internet? Lo que encuentro se ve chido, chido, chido...

sr oportuno dijo...

¿Y si la verdad, la verdadera verdad, la neta del Universo, la clave de todas sus causas y sus efectos, la verdad que agrupa y da sentido a todas las evidencias y sustenta todo cuanto hay, ya ha sido escrita en algún blog, en un blog cualquiera, como al azar, en un post fechado en un día insignificante y cualquiera como todos los días? ¿Y si el que la anotó no se ha dado cuenta -ni lo sabrá jamás- de que ha posteado ni más ni menos que la Verdad, y ahora mismo todos sus cuates y conocidos la han leído, y la ha leído la caterva de ociosos que por casualidad han navegado hasta ese blog, y ninguno de ellos sabe y ni siquiera sospecha que lo que ha leído, entre anécdotas efímeras de las que suelen poblar los blogs, es nada menos que la Verdad, la simple, llana, seca, apabullante y escurridiza Verdad del Universo?

Parafraseando al Maestro: "The answer, my friend, is blogging in the wind..."

Nicolás dijo...

Pues es el argumento de "La biblioteca de Babel". El conjunto de blogs es extenso, pero no infinito, y es tal la cantidad de burradas que ponemos a diaro en la blogósfera que es sólo cuestión de tiempo para que alguien escriba ahí la Verdad, así, sin querer y sin saberlo, sólo porque ya tocaba.

De nuevo con el Maestro, "How many blogs must a man read, before you call him a geek..."

Anónimo dijo...

jajajajjajajajajajajaja
esas discusiones parafraseando a Dylan son geniales;
y pues la verdad asì como dice el Sr. Oportuno, es que muy raro, y a veces inperceptible el toque de esta efìmera y escurridiza idea.. la vérité es que todo puede variar y es lo mismo en todas partes,

Francia is not the world, neither,
lo siento, no estoy en lo mejor de mi vida,
y la VERDAD es que las pesadillas, como tan sòlo el nacimiento, la muerte y la pobreza, son las ùnicas situaciones en las que todos los seres humanos pueden reconocerse como tales, yo, citando a la némesis de sir irvine welsh (es decir, sir robert mcliam wilson, en "les désposédés")..

besos, y bueno, buena estrella para Don Tomàs y sus correrìas (iba a decir andaluzas, pero nada qué ver),

dato curioso no interesante,
conocì a una mujer de esas de las que yo suelo adorar, es decir, arrogante pero hermosa, es venezolana, y se llama Sony ;)

Nicolás dijo...

Sabe que no comparto del todo su gusto por ese tipo de chicas, pero una venezolana con ese carácter debe ser impresionante.

Así escribe tu nombre Ale. Podemos decir que Sony viajo para conocer a Sony. Sigue Borgiano el asunto :D